Cosas que no pueden comprarse ni pagarse

Hay cosas que no pueden ni comprarse, ni pagarse con dinero, porque no se les puede poner un precio. Un ejemplo de ello es lo que he vivido esta tarde calurosa del mes de junio, en el aula donde nos habían convocado para el examen final de la asignatura que imparto.

El ambiente estaba caldeado en el espacio físico y también en el psíquico. No debe ser bueno el stress que se genera entorno a los exámenes a cualquier nivel, sobre todo porque los humanos, cuando estamos bajo presión no damos lo mejor de nosotros mismos.

La reflexión de este curso ha sido que cuando transportas a las aulas la formación de alto impacto, te das cuenta que se produce un encuentro mágico entre todas las personas que interactúan en ese espacio de conocimiento y eso supone un crecimiento, no solo en conocimientos, sino también en el ámbito emocional.

Cuando transportas a las aulas la #Formación de #AltoImpacto, se produce un encuentro mágico.

CLICK TO TWEET

He visto en los alumnos y alumnas la evolución desde el primer día de clase, su apertura mental ante una asignatura difícil como es la Fiscalidad de la Empresa y como después de las clases vividas, el método “aprender haciendo” funciona.

Una vez más, me han permitido practicar y ampliar el contenido del libro Retos para una nueva docencia: manual práctico, que recomiendo a todos los docentes que quieran transformarse y crear magia en el aula.

Este método les permitirá demostrar sus conocimientos con tranquilidad, pues los alumnos aprenden sutilmente, de forma práctica, y el examen se convierte finalmente en  un trámite o formulismo que no hay forma de erradicar.

Y me ha pasado algo de lo que en toda mi experiencia docente todavía no había tomado conciencia, algo que no había expresado: Les he dado las gracias por su presencia en el aula y en mi vida, por su actitud, por los aprendizajes que hemos vivido juntos y desde el corazón les he dicho “gracias” y “os quiero”.

Su sonrisa como respuesta ha sido un gran regalo para todos, pues les ha ayudado a relajarse y tener una actitud más distendida.

Ellos estaban ansiosos por saber las preguntas del examen, pero finalmente les he hecho las preguntas que siempre les sirven para conectar con la asignatura:

-“¿Quiénes somos?”

-“Estudiantes”.

-“¿A dónde vamos?”

-“Al conocimiento”.

Esta vez, llegados al final de curso, podemos decir que, si queremos progresar, siempre debemos de ser estudiantes. Es una actitud que permite acceder al camino del éxito que les espera fuera de las aulas.

Siempre debemos de ser #estudiantes. Es una actitud, que permite acceder al camino del ÉXITO.

CLICK TO TWEET

Siempre me tendréis a vuestro lado y me podéis encontrar través de la web:

www.lluisaochoa.com

14 comentarios
  1. Ana Bizarro
    Ana Bizarro Dice:

    Para mi también el Alto Impacto es Amor. Y al estar vivo, al Amor, siempre hemos de ser estudiantes …

    Por fin llegó el fin del curso para descansar, maestros y alumnos, hasta la próxima “vuelta al cole”. Aleluya.

    Sólo nos queda hacer los deberes con Hacienda para que el descanso sea TOTAL. ¿Merecido, no?

    Responder
  2. Miquel Pino
    Miquel Pino Dice:

    Felicidades Lluisa por esta reflexión compartida.
    La pasión se transmite y ayudando a los demás recibes la recompensa. ¡Fantástico!
    La mejor Inversión es sin duda la formación y si además el alto impacto permite similar mejor los conceptos, fenomenal.
    Un fuerte abrazo desde Bañolas.

    Responder
  3. Carme
    Carme Dice:

    Buen artículo Luisa, felicidades.
    Ojalá hayan más docentes aplicando tu sistema, pues todos van a disfrutar más.
    Ahora toca a disfrutar el descanso vacacional.
    Un abrazo.

    Responder
  4. Veronica Juez
    Veronica Juez Dice:

    Gracias por compartir Lluisa. Me quedo con la frase
    “si queremos progresar, siempre hemos de ser estudiantes”

    Yo quiero una teacher como tu.

    Responder
  5. Marc
    Marc Dice:

    Lluisa,
    Lo que nos has transmitido en el aula tiene un valor incalculable.
    Nos has demostrado que una pizarra y una sonrisa bastan para emprender este camino al conocimiento.
    Mis mejores deseos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *