Autónomo, vienen curvas: ¡Cambio en el Pago del IVA!

Hoy me he encontrado con el Real Decreto Ley 3/2016 de 2 diciembre, que incluye un cambio en el pago del IVA que va a afectar de forma negativa a los autónomos y empresarios de nuestro país.

Para entender este Real Decreto Ley, explicado de forma sutil, porque no hay forma de que lo hagan con claridad, he tenido que tomarme mi tiempo. He tenido que leerlo más de una vez y, además, verificarlo con los señores de la Agencia Tributaria.

Tendré que recordarles lo de la “Fiscalidad Fácil y Justa” y recordarles la importancia de que podamos entender de una forma clara y concreta lo que nos piden.

Cuando en mi post ¿Tienes una planificación económica para el cierre del año?  hablaba de la conveniencia de crear una cuenta bancaria sólo para la reserva de impuestos, realmente no creía que fuera una predicción y que se convirtiera hoy en una necesidad urgente para todos los autónomos y empresarios.

Puede que alguno de vosotros se encuentre en uno de estos dos casos, que son los afectados:

  • Llegado el día fantástico de cada trimestre en que hay que ingresar el IVA, por falta de liquidez, pides un aplazamiento de su importe a la Agencia Tributaria. Y esta habitualmente lo concede, cargando el interés vigente en cada momento.
  • Lo mismo ocurre con una sociedad: tienes que pagar una cantidad a cuenta en relación con los beneficios obtenidos en el último impuesto de sociedades, -es decir, teniendo como referencia un año distinto del actual-.

Pues bien, de barbaridades normativas que padecemos los ciudadanos está lleno el sistema y aquí tenemos una más, porque parece ser que lo que era una opción financiera fácil, sin gastos bancarios ni estudios previos por petición de créditos, se ha terminado a partir del 1 de enero 2017.

No me gustan las solemnidades, pero en este caso, me gustaría que tomaras consciencia de que si no se establece en la empresa un sistema económico, contable y fiscal que sea eficaz, difícilmente se podrás cumplir con las obligaciones fiscales tal y como están programadas y tu economía se verá resentida.

Yo tengo uno y funciona.

Por otro lado, analizando la norma he visto que esta sólo nos deja un punto de salida que describe textualmente así: “salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas”.

Esto, claro está,  va a suponer un control constante de las fechas de cobros y pagos en la empresa y el incremento en tiempo de dedicación y costos de la gestión del proceso.

Y no olvides algo muy importante: si finalmente no se paga a tiempo, aparecen los recargos por pago fuera de plazo que puede llegar hasta el 20% de la deuda. Y la imposibilidad de presentar la declaración si realmente no hay pago de la misma.

Hasta ahora la petición de aplazamiento era una solución a las presentaciones de última hora, pero esto ya no será posible.

Como autónomo, agárrate que vienen curvas…

 

8 comentarios
  1. Miquel Pino
    Miquel Pino Dice:

    Hola Lluisa,

    Muy clarito tu artículo. Estos señores de Hacienda cada vez apretan más a autónomos y empresarios.

    Su falta de competencia en la gestión de sus macronúmeros nos los repercuten a los empresarios que como siempre, pagaremos y sin abrir boca.

    Tenemos lo que nos merecemos. Muchas gracias por tu artículo.

    Un fuerte abrazo desde Banyoles.

    Responder
  2. Carme
    Carme Dice:

    Me da risa, vamos a por el cambio.????
    Mucha protesta de boquilla pero nada de más.
    La clave está en unirnos y que nos oigan.
    Vamos de mal en peor, y alguien les volverá a votar por miedo a sus amenazas,
    Eso, España va bien ¿Lo crees? Anda yaaaaa
    Gràcies Lluisa.
    Un abrazo.

    Responder
  3. PALMIRA
    PALMIRA Dice:

    Compiten, lo improcedente y lo impresentable, haber quién queda en primer lugar….

    Lástima !!!!.

    Estamos tiránizados !!!!.

    Los nano-empresarios, así como otros grupos, nos sentimos, al menos hablo en nombre propio, como guiñoles en un teatrillo.

    Disculpadme !!!!. Posiblemente, estoy un poco ácida, amén de indignada.

    Un saludo a todos/as.

    Responder
    • Lluisa
      Lluisa Dice:

      Te entiendo perfectamente Palmira, es la impotencia que genera el no hacer bien las cosas y legislar desde el sillón y no desde lo que es estar en la trinchera. Un abrazo

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *