Las eco-vacaciones y la eco-nomía

Lo queramos o no, unos más y otros menos, estamos en la fase de cerrar el período de vacaciones. No queda más remedio, porque en el evolucionar de los meses va transcurriendo nuestra vida -por cierto, cada día mas rápido-.

Y mi pregunta es: ¿os gusta repetir?

Sé que habrá respuestas de todo tipo que podéis expresar en los comentarios de este post. Y seguro que todas las respuestas son válidas, porque son las vuestras. Así, unos con otros, vamos creciendo al compartir y aumentar nuestras vivencias y conocimientos.

Desde que he descubierto que hacer “eco-vacaciones” le va bien a mi “eco-nomía”, estoy investigando estos conceptos y quiero compartir con vosotros las conclusiones a las que he llegado.

El año pasado ya os expliqué mi experiencia en el centro de salud vital Zuhaizpe, en Navarra (Vacaciones: perderse y encontrarse). Y, como he tenido un año tan intenso, llegué a la conclusión de que las «eco-vacaciones» que allí viví influyeron decisivamente en ello.

Y por eso este año he repetido.

Os preguntareis qué es eso de las “eco-vacaciones”.

Suena a eco-logía ¿verdad?

Me gusta siempre profundizar en el conocimiento, investigar y buscar el origen de las palabras, porque de ese modo encuentro información que sirve para averiguar el mensaje que contienen y que a veces no atinamos a ver a simple vista. Y pensando en el significado de esa palabra, he reflexionado sobre algunas variables:

  • Eco-logía (casa y estudio)
  • Eco-nomía ( casa y ley)
  • Eco-vacaciones (casa y descanso)

Pues bien, como en un juego, el significado de estas palabras acaba enlazando con lo que yo he hecho en Zuhaizpe: descanso, estudio y ley. Ese lugar de descanso me ha permitido el tiempo de estudio necesario para profundizar en más soluciones legales que nos lleven a una fiscalidad positiva. Por eso, a partir del uno de septiembre:

  • Quiero estudiar la forma en la que las personas y sociedades sobreviven, prosperan y funcionan a través de negocios prósperos para la distribución de la abundancia y que ese valor llegue a cada casa.
  • Voy a aplicar el análisis económico a las finanzas tras averiguar todas las posibilidades que ofrece la ley, para que nunca tengáis problemas económicos que puedan afectar a vuestra salud.
  • Pretendo conseguir que el fin último de la economía, que es mejorar las condiciones de la vida de las personas en su vida diaria, alcance al máximo de gente posible, a través de una economía saludable y una fiscalidad positiva.

Han sido mis eco-vacaciones las que me han permitido reflexionar hasta llegar a estas tres conclusiones. En el centro Zuhaizpe (http://www.zuhaizpe.com/) me ha encantado reunirme de nuevo con un grupo de personas valientes. Unas personas a las que califico así -de valientes- por tener  consciencia sobre la importancia de dedicar al menos una semana de sus vidas a reflexionar sobre su situación actual en la vida, sobre su estado de salud, sobre sus emociones o sus relaciones familiares. Por tener la valentía de reconocer “los gozos y las sombras” que anidan en cada uno y que finalmente tenemos que resolver. Y por ponerse a ello a través de la limpieza que proporciona una alimentación ecológica y los más atrevidos a través del ayuno.

A todos vosotros, GRACIAS , por todo lo vivido a vuestro lado.

Lo que sí he verificado es que el cambio de alimentación y la reducción de la cantidad que ingerimos, provocan una limpieza emocional y una lucidez mental únicas que te dejan a punto para volver a la cotidianidad mucho mejor.

Yo, desde luego, descargue allí mi mochila y la llené de energía renovada para seguir el camino de la economía saludable y la fiscalidad positiva y el resultado será la publicación de un nuevo libro para emprender bajo esos dos conceptos como bandera.

Ahora os dejo, precisamente para continuar escribiendo y que la publicación sea lo más pronto posible. Y si algunos de vosotros estáis interesados en que el nuevo libro incluya algún tema en concreto, estaré encantada de conocer vuestras dudas e inquietudes.

 

LLuisa Ochoa

Doctora en derecho financiero y tributario, escritora y conferenciante especialista en fiscalidad positiva.

 


Descarga ahora gratis el ebook

«Tu economía y tu fiscalidad. De la 3ª División a la Champions»


HE ENTENDIDO la información sobre protección de datos y doy el consentimiento informado. No he enviado previamente ningún correo a lluisa@ochoa-trepat.com para aclarar dudas sobre todo lo que he leído, porque no las tengo. *

6 comentarios
  1. Berta Leal
    Berta Leal Dice:

    El universo estrellado de Zuhaizpe nos envolvió esa misma semana que tuve el enorme placer de compartir contigo, y sí, Zuhaizpe, es un lugar donde los síntomas “dolientes” tienen cabida para escucharlos, aceptarlos, disolverlos.
    Y en ese huracán de vaivenes físico-emocionales, apareciste tú, como un cometa veloz y sorprendente, un haz de energía, de luz que con un solo movimiento de tus manos, ofreces una y mil sendas de inspiración.
    Escribe, escribe… no me extraña que llegues renovada, motivada e inspirada pues toda tú, te conviertes en musa inspiradora de los que te rodean.

    Responder
  2. M. Teresa García
    M. Teresa García Dice:

    A mí sí que me gusta ir a un mismo lugar periódicamente, al menos unos días, un lugar donde la naturaleza tiene un papel importante. Creo que no es solo el descanso o la alimentación, sino el contacto con los paisajes y los espacios naturales lo que nos permite pararnos a reflexionar y recargar energías.

    Responder
  3. Montserrat Rubirola
    Montserrat Rubirola Dice:

    Pues si estamos de vuelta de las vacaciones, mañana ! y a punto para el nuevo curso!!!
    Gracias Lluïsa, por este inspirado e inspirador «post»…me ha encantado este trío conceptual: eco-logía/ eco-nomía/eco-vacaciones.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *