Entradas

Yo soy SLU

Muchos han sido los comentarios y preguntas que me han llegado después del post El día después del IVA para que les dé respuesta.

Lo cierto es que algunos os habéis adelantado a dar respuesta a dos preguntas que, a modo de reflexión, hago a mis alumnos en la Universidad y que quienes me conocen saben que disfruto con ellas:

¿Quiénes somos? y ¿A dónde vamos?

Por lo tanto, en tu caso, la pregunta te la quiero hacer directa: ¿Quién eres? Y ¿a dónde vas?

Son dos preguntas sencillas que a mí me ayudan a no perderme en el camino. La respuesta, en relación a los temas que tratamos en este blog, es que somos autónomos y vamos a La Moncloa.

¿Tienes alguna otra respuesta? Compártela en este foro, porfa. Pues bien, a lo que íbamos:

¿Qué puedes hacer como autónomo para no sufrir desigualdades tributarias?

Es una pregunta que me ha obligado a reflexionar y reafirmar la necesidad actual de abrir la conciencia fiscal y legal del sistema para que pueda ser fácil y justo.

Dar voz y respuesta a todas y cada una de las desigualdades que se producen va a ser el foco actual de mi trabajo diario. Y cuento con todos vosotros para que, si hace falta, cojamos el Ave en cualquier lugar del país, o el autobús, y tú, Álvaro López, te vienes en avión y nos vamos todos a La Moncloa a decirlo, con independencia de quien sea el que gobierne.

Pero mientras no nos lo solucionan, vamos a dar opciones a tal incongruencia legal.

Te suena ¿YO SL?

Pues bien, constituyes una sociedad y pasas a ser trabajador de la misma. Te asignas un salario cada mes y te beneficias de la posibilidad legal de cobrar como trabajador asalariado.

Por si no lo sabes, si finalmente te reúnes contigo mismo y decides constituir una sociedad unipersonal (“yo me lo guiso y yo me lo como”) puedes constituir esa sociedad sin nadie mas, lo que tiene la ventaja de no tener que discutir ni consensuar con nadie tus decisiones.

Sin embargo, hay una cosa importante que debes tener en cuenta: hay que añadir una U de unipersonal al nombre de la sociedad. De lo contrario, desaparecería el beneficio que supone el hecho de que por la gestión de la sociedad únicamente responde el capital social. Si eres único socio y te falta la famosa U, automáticamente tu coche y tu piso pasarían a responder por la gestión de la sociedad. Por tanto, la solución es YO SLU.

Si quieres saber más sobre cómo hacerlo, en “Lis constituye una sociedad”, tienes la información explicada de forma fácil.

Y para el próximo post estoy investigando sobre la financiación empresarial, ¿te interesa?

 

LLuisa Ochoa

Doctora en derecho financiero y tributario, escritora y conferenciante especialista en fiscalidad positiva.

 


Descarga ahora gratis el ebook

“Tu economía y tu fiscalidad. De la 3ª División a la Champions”


HE ENTENDIDO la información sobre protección de datos y doy el consentimiento informado. No he enviado previamente ningún correo a lluisa@ochoa-trepat.com para aclarar dudas sobre todo lo que he leído, porque no las tengo. *